segovia paro minero

El Nodo Antioquia de la Coordinación Colombia Europa Estados Unidos y el Proceso Social de Garantías, rechazamos el tratamiento de guerra que se le está dando a la protesta social en Segovia y Remedios en el marco del paro minero. Esto se evidencia en el uso excesivo y desproporcionado de la fuerza empleada por el ESMAD – Escuadrón Móvil Antidisturbios – y el uso de armas de fuego contra los manifestantes por parte de integrante de la Policía Nacional, con un saldo de 28 heridos de gravedad.

Hoy los mineros informales de estos municipios exigen al Gobierno que flexibilice la normatividad acerca de la explotación minera y que se otorgue un trato justo y equitativo frente a los contratos con la transnacional Gran Colombia Gold.

Es de resaltar que dicho paro ya cumple 14 días y que los primeros días de movilización trascurrieron sin alteraciones al orden público, esto hasta la llegada del ESMAD, generándose enfrentamientos con un número lamentable de lesionados.

Hechos: 

1. El día 21 de julio de 2017 en los municipios de Remedios y Segovia se dio inicio a paro convocado por los mineros informales, al cual se sumó el comercio y los transportadores.

2. Después de que transcurrieran 10 días de protesta pacífica, el día 31 de julio el ESMAD se desplazó desde el corregimiento Santa Isabel del municipio de Remedios hasta Segovia (a la altura del corregimiento La Cruzada), una vez allí comenzaron a realizar actos de provocación y lanzaron gases lacrimógenos contra la concentración de mineros; las detonaciones provocaron confusión y heridos, lo que obligó a que los estudiantes de la Institución Educativa del corregimiento tuvieran que ser evacuados de urgencia.

En horas de la tarde del mismo día, en el sitio Cuatro Esquinas, en la vía que conduce a las instalaciones de la minera Zandor Capital, se presentó un fuerte choque entre manifestantes y el ESMAD, quienes se ubicaron en las instalaciones del hospital.

Los integrantes de la Fuerza Pública, no contentos con lo sucedido en la Institución Educativa ya mencionada, se sirvieron de la unidad hospitalaria para resguardarse y arreciar sus ataques contra los mineros.  En horas de la noche la instalación hospitalaria se convirtió en trinchera desde donde los uniformados lanzaban gases y disparaban contra los manifestantes, el personal médico, enfermos y personal de la Cruz Roja fueron expuestos a riesgos y vulneraciones contra la vida y la integridad por parte de los uniformados.

3. Ayer a las 12:30 de la madrugada el ESMAD ingresó al casco urbano del  municipio de Remedios de manera violenta, dejando más heridos y un saldo de 17 detenidos, de los cuales ya se encuentran en libertad 14 y se desconoce el paradero de los otros 3; la Policía se niega a brindar información sobre su ubicación e identificación de estos detenidos a los abogados del movimiento minero.

4. Hoy desde el mediodía se ha visto ingresar por tierra (buses y tanquetas) y por aire (avión y helicópteros), refuerzos para el ESMAD. La policía amenaza con movilizar alrededor de 1.000 integrantes más del ESMAD para levantar a como dé lugar la movilización, empezando por quienes se encuentran en la electrificadora de Segovia, lugar donde se encuentran gran parte de los manifestantes.

Desde que hizo presencia el ESMAD a la fecha el saldo del uso desmedido de la fuerza por parte de los uniformados ha dejado 28 mineros heridos de gravedad (impactos de balas de fusil y esquirlas de granada), por lo que algunos fueron trasladados a la ciudad de Medellín.

En dos sesiones de negociación, la delegación de la multinacional no ha hecho presencia, su intervención ha sido a través de video y sin voluntad para llegar a acuerdos con los líderes manifestantes. La única propuesta de mesa de negociación de parte de las autoridades es una mesa para desmontar las acciones de protesta, no hay respuesta a ninguna de las exigencias.

El trato militar (con toque de queda incluido) y los señalamientos proferidos por la autoridades, en especial por parte del Gobernador de Antioquia Luis Pérez, constituyen violaciones a los derechos humanos y no ayuda a solucionar la problemática de los mineros informales, por el contrario, pone en mayor riesgo y vulnerabilidad a los manifestantes.

Exigimos a las Autoridades: 

1.         Garantizar los derechos a la vida, la integridad física y la protesta de los manifestantes.        

2.         La presencia inmediata de la Defensoría del Pueblo para que ejerzan función de garantes de los derechos humanos.

3.         A la procuraduría, para que asuma la función de investigar y sancionar los excesos y graves violaciones a los Derechos Humanos.

4.         A la Fiscalía para que investigue la presunta comisión de delitos por parte del ESMAD en relación con la utilización de armas letales y la utilización de armas de fuego por parte de la fuerza pública en contra de los manifestantes.

5.         A las organizaciones de derechos humanos nacionales e internacionales hacer monitoreo y seguimiento permanente a la situación.    

NODO ANTIOQUIA DE LA COORDINACIÓN COLOMBIA EUROPA ESTADOS UNIDOS

PROCESO SOCIAL DE GARANTÍAS PARA LA LABOR DE LÍDERES (AS) COMUNALES, SOCIALES, DEFENSORES (AS) DE DERECHOS HUMANOS

Copyright © 2013 Corporación Jurídica Libertad. Todos los derechos reservados.- Diseño y programación Interservicios s.a.s